14 de abril de 2014

Nuestro Dios está en los cielos

Comienza una semana en la que muchas personas salen a la calle para adorar a dioses de madera. Les cantan, les rezan y ponen su confianza en ellos, pero esos dioses no les responden ni les oyen; tampoco agradecen esa adoración, simplemente porque no están vivos.

El Dios verdadero no es de madera, los cristianos adoramos al Señor en espíritu y en verdad y, aunque no lo vemos, sí sentimos su poder en nuestras vidas y sabemos que algún día iremos ante su presencia y entonces sí que le veremos cara a cara.

Como dice la Palabra de Dios en el Salmo 115:

"Nuestro Dios está en los cielos;
Todo lo que quiso ha hecho.
Los ídolos de ellos son plata y oro,
Obra de manos de hombres.
Tienen boca, mas no hablan;
Tienen ojos, mas no ven;
Orejas tienen, mas no oyen;
Tienen narices, mas no huelen;
Manos tienen, mas no palpan;
Tienen pies, mas no andan;
No hablan con su garganta.
Semejantes a ellos son los que los hacen,
Y cualquiera que confía en ellos".

La cruz de Cristo está vacía, porque él resucitó. A Él sea la gloria.

0 comentarios: