17 de octubre de 2012

Ten ánimo

"Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados. Entonces algunos de los escribas decían dentro de sí: Este blasfema. Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa". (Mateo 9:2-6). 

Cuando Jesús le dijo al paralítico que se fuera a su casa, no es que tuviera miedo de que la gente supiera lo que había hecho, es que es en el hogar donde se nota más el cambio que El Señor ha hecho en nuestras vidas. 

Muchas veces pensamos quizá que no somos útiles en la iglesia o que El Señor no está con nosotros, o que no está claro qué podemos hacer para Él, pero Dios nos dice que tengamos ánimo, que nuestros pecados son perdonados y tenemos una vida nueva. 

Todos podemos presentarnos limpios ante su presencia y tenemos la responsabilidad de ir a los nuestros para enseñarles que podemos tener una vida mejor. Lo más importante es servir a Dios, todas las cosas que nos ofrece este mundo son secundarias. 

El Señor nos dice que tengamos ánimo, que nuestros pecados son perdonados y tenemos acceso a una vida plena, una vida eterna que no empieza cuando vayamos a su presencia, sino que comienza ahora mismo.

Dice en Juan 5:39 "Escudriñad las Escrituras porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí".

 El paralítico no fue salvo por su conocimiento de las Escrituras, sino por fe. Pero eso no quiere decir que tengamos solamente fe, sino que además debemos estudiar y conocer bien la Palabra de Dios, porque así tenemos la oportunidad de conocerle mejor. Te invitamos a conocer mejor al Señor, a estudiar la Biblia y aceptar el mensaje de Jesucristo, ese mensaje que nos lleva a una vida eterna y plena de la mano de Dios.

0 comentarios: