22 de septiembre de 2012

Engrandece

Lectura bíblica: Lucas 1:39-56.

Estas palabras de María son conocidas como el "Magnificat", que es la palabra con la que comienza la traducción al latín del versículo 46 y que en castellano significa “engrandece”. 

María había recibido la revelación de parte de Dios de que El la había elegido como la madre del Mesías. Así que, cuando habla con su pariente Elizabet de este asunto, lo primero que sale de su corazón es “engrandece mi alma al Señor”. 

Esto es algo personal entre Dios y María: “engrandece mi alma al Señor”. Así que el Magnificat nos enseña que engrandecer al Señor es algo entre el Señor y yo, entre el Señor y tú. 

Afecta a la posición que Dios ocupa en lo más íntimo de mi vida lo cual se manifiesta luego en cómo vivo públicamente para El. Engrandecer al Señor es procurar que El sea cada vez más grande en todas las áreas de mi vida, hasta que consigamos que sea LO MÁS GRANDE en todo aquello que gobierna mi vida. 

Y tiene que ver básicamente con dos cuestiones fundamentales: 

1º Qué quiere Dios de mí. 
2º Qué quiero yo para Dios. 

Como hijos de Dios nuestra visión de lo que debería ser nuestra vida viene determinada por esta doble premisa; lo que Dios quiere de mi y lo que yo quiero para Dios. 

Esto afectará fundamentalmente a las tres áreas más importantes que ocupan nuestras relaciones y afectos: 

1. Nuestra vida personal.
2. Nuestra vida familiar
3. Nuestra vida de iglesia. 

¿Qué quiere Dios que cambie en mi forma de ser, en mi relación conyugal o con mis hijos y qué quiere Dios que cambie en mi relación con la iglesia? 

Pero también ¿qué quiero yo que cambien en vida personal, en mi familia o con mi iglesia para que mi vida glorifique y engrandezca más y mejor al Señor? 

Y una vez que tengamos claras estas dos cosas, entonces prometamos delante del Señor conseguirlas para El. Próximamente profundizaremos un poco más acerca de qué quiere Dios de mí.

Y ya sabéis que si deseáis poneros en contacto con nosotros para mostrarnos vuestras dudas o motivos de oración, podéis hacerlo a través del botón de contacto que se encuentra en la barra superior de este blog.

Bendiciones.

0 comentarios: