26 de junio de 2012

Esperanza en tiempos de crisis

Lectura bíblica: Salmo 23.

"Jehová es mi pastor; nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días".

Este es un salmo que se utiliza para momentos en que el creyente necesita consuelo, porque nos hace ver cómo es El Señor y su carácter.

En estos tiempos se habla mucho de la crisis económica pero se habla poco de la crisis espiritual. La económica es relativamente reciente, de los últimos años, pero el mundo lleva muchísimo tiempo en crisis espiritual.

El mundo no quiere saber nada de Dios. Se ríen de él, hablamos del Señor a nuestros familiares y conocidos y muchas veces incluso nos dan la espalda. Pero Dios es nuestro pastor en este mundo. Él pone un fundamento sólido en nuestra vida, y como dice en este salmo Él nos va llevando por sendas rectas.

Aunque la vida nos lleve de un lado a otro, Él siempre nos ayuda a caminar por sendas rectas. Por eso el culto a Dios nunca es una rutina, siempre es algo especial. Porque sabemos que Dios es algo especial y nosotros somos para Él especiales también.

Por eso los cristianos adoramos a Dios con gozo y con nuestras fuerzas, porque sabemos que Él se lo merece. Amén.

0 comentarios: