5 de febrero de 2012

Misión cumplida

A pesar del frío y de algunos otros imprevistos, algunos hermanos de la congregación nos desplazamos a Vejer donde contactamos con varios vecinos, a los que compartimos el mensaje del Evangelio, y recorrimos el pueblo buscando lugares idóneos para organizar algún evento próximamente. Estaremos orando por todas las personas que viven allí.

Sin duda fue un tiempo de bendición y le damos a gracias a Dios por ello. Estando allí nos gozamos recordando unos versículos de la Biblia que están en 2ª de Timoteo 1:7-8, cuando el apóstol Pablo le dice a Timoteo:

"Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios".


Gloria al Señor.

0 comentarios: