7 de octubre de 2011

Los misterios de Dios

Cuando Jesús vino al mundo, hubo misterios que hasta entonces permanecían sin resolver, pero que El explicó y reveló plenamente (vv. 2 y 3). No obstante, todavía hay muchos que siguen buscando en otros estos tesoros de la sabiduría y del conocimiento, por eso para ellos siguen estando ocultos.

Hoy vamos a ver algunos de ellos y comprobaremos cómo la mayoría de este mundo no sólo no los conoce, sino que se practica y se valora precisamente lo contrario. Al final del mensaje os aseguro que no tendremos duda de por qué quien no ha recibido al Señor Jesucristo se siente inevitablemente insatisfecho. No aplican el método de Dios en sus vidas.

Es interesante que todo ser humano aspira a conseguir logros en sus vidas, a vivir felices, a conseguir lo que se desea, a ser reconocido por los otros, a ser sabios. Esto no es lo malo en sí. Dios quiere que tengamos todas estas cosas. El error está no en los fines, sino en el método para conseguirlos.

Quiero invitar a todos a que apliquéis el método de Dios en vuestras vidas, porque es el único que funciona con plena garantía. Tomad buena nota, porque este es el método de Dios, contrario a lo que normalmente se practica. Algunos los llaman paradojas de las Escrituras, pero es el único que verdaderamente da el cien por cien de resultados. Podéis hacer uso de la biblia online disponible en el menú superior para seguir las lecturas recomendadas a continuación:

1. PARA RESULTAR VENCEDORES ES PRECISO QUE NOS RINDAMOS PRIMERO (Mateo 5:29 y 1ª Corintios 15:57).

2. SI QUEREMOS VIVIR, PRIMERO DEBEMOS MORIR (Juan 12: 23 y 25; Colosenses 2:13).

3. SI DESEAMOS SALVAR NUESTRA VIDA DEBEMOS ESTAR DISPUESTOS A PERDERLA (Mateo 10:39 y Lucas 17:33).

4. SI ANHELAMOS RECIBIR, PRIMERO DEBEMOS ESTAR LISTOS PARA DAR (Proverbios 11:25 y Lucas 6:38).

5. SI DESEAMOS REINAR, ES NECESARIO QUE PRIMERO NOS DISPONGAMOS A SERVIR (Lucas 12: 42-44).

6. SI BUSCAMOS SER VERDADERAMENTE SABIOS PRIMERAMENTE DEBEMOS DISPONERNOS A QUE SE NOS CONSIDERE IGNORANTES (1ª Corintios. 3:18).

7. SI QUEREMOS SER EXALTADOS, EN PRIMER LUGAR DEBEMOS SER HUMILLADOS (Mateo. 18:4 y 23:12).

8. SI BUSCAMOS SER LOS PRIMEROS, DEBEMOS DISPONERNOS A SER LOS ÚLTIMOS (Marcos 9:35 y Mateo 20:26).

0 comentarios: